Indicadores económicos:
UF $ 34.794,44
USD $ 911,96
UTM $ 60.853

Comenzando a invertir en bienes raíces

La inversión en bienes raíces puede resultar muy satisfactoria. Te da la oportunidad de trabajar por ti mismo y ganar dinero de manera independiente y constante. Los bienes raíces son una buena forma de resguardar el futuro, y disfrutar de una vida más libre de estrés.

Una inversión inmobiliaria consiste en poseer, comprar, administrar, arrendar o vender bienes inmuebles con fines de lucro. La finalidad, es que éstos generen más ingresos para ti en el futuro.

Lo importante es que el beneficio que genere tu inversión, sea suficiente para cubrir el riesgo asumido. Esto incluye impuestos, y costos asociados a la mantención de la propiedad, entre otros.

Invertir en propiedades para arrendar, es una buena forma de generar ingresos estables. Ahora, aunque los beneficios  resultan obvios, sólo resulta adecuado para alguien que desee ampliar su horizonte de inversión.

Es esencial contar con la mayor cantidad de información posible, al igual que asesorarse por profesionales antes que todo. Se recomienda tener conexión con personas del área hipotecaria, corredores de propiedades, abogados, etc.

Este tipo de inversión, es una buena forma de diversificar tu cartera. Al hacer esto, repartes los riesgos. Esto, es justamente lo que aconsejan los expertos.

Diferentes tipos de inversiones inmobiliarias

Uno de los factores clave, a la hora de tomar decisiones, es la ubicación de la propiedad. Debes averiguar qué sectores son seguros, qué comodidades tienen, y tomar en cuenta lo que buscan las personas.

Otro factor importante, es que existen distintos tipos de inversiones inmobiliarias. Por esto, es necesario evaluar las diferentes opciones. Cada una de ellas, cuenta con beneficios y dificultades propias.

INVERSIÓN INMOBILIARIA RESIDENCIAL

Hablamos de propiedades en las que viven personas. Incluyen casas residenciales, departamentos, casas de vacaciones, condominios, etc. En este tipo de inmuebles, el arrendatario paga una renta mensual.

Por lo general, el periodo de contrato es de doce meses. Podemos encontrar tanto propiedades unifamiliares, como multifamiliares (varias unidades en un edificio). Estas últimas, permiten percibir más ingresos por concepto de arriendo.

INVERSIÓN EN BIENES RAÍCES COMERCIALES

Edificios de oficinas y rascacielos. Se construyen para fines comerciales, no para ser usadas como vivienda. Se arriendan a empresas y propietarios de pequeños negocios, quienes las usarán para los fines mencionados. Tus ingresos también serán las rentas de estas organizaciones. En este caso, los periodos de arriendo pueden llegar a ser de años.

Entregan una mayor estabilidad de flujo en efectivo. La calificación, a diferencia de la propiedad habitacional, dependerá de las características comerciales del interesado. Tienen menos demanda, en comparación con las residenciales, y a menudo presentan más riesgo también.

INVERSIONES EN BIENES RAÍCES INDUSTRIALES

Almacenes industriales, edificios de almacenamiento y centros de distribución. Se construyen o adquieren para ser arrendados a empresas. Son utilizadas para la fabricación, producción, investigación y desarrollo, almacenamiento y distribución.

Son un componente crítico de la cadena de suministro global. Es posible que no igualen la cantidad de demanda que generan las propiedades residenciales y comerciales, pero entregan grandes beneficios. Para las empresas que hacen uso de este tipo de inmueble, la ubicación es uno de los aspectos más importantes.

INVERSIONES INMOBILIARIAS AL POR MENOR

Incluyen instalaciones de tiendas al por menor, como centros comerciales, strip center, centros de estilo de vida, centros de poder, centros de conveniencia, etc. Se construyen con el fin de vender bienes y servicios al consumidor final. Se utilizan para actividades comerciales y, los arrendatarios, pagan una renta mensual.

INVERSIONES EN BIENES DE USO MIXTO

Implica la combinación, de dos o más de los otros tipos de propiedades inmobiliarias, en el mismo proyecto. Dentro de un mismo edificio, puedes encontrar tanto unidades residenciales y comerciales.

Es una forma de diversificación incorporada. Aquí tendrás la oportunidad de diversificar, dentro de las diferentes propiedades que te interesan. Si está bien estructurado, tendrás la posibilidad de generar ingresos masivos.

FIDEICOMISO DE INVERSIÓN EN BIENES RAÍCES (REIT)

En este tipo de inversión, no tendrás que ocuparte tú mismo de las propiedades. Haces tu inversión a través de las empresas REIT, mediante la compra de acciones de una corporación. Ésta posee propiedades inmobiliarias y distribuye tus ingresos como dividendos.

No ofrece una garantía de ganancia o seguro contra pérdidas. Sin embargo, puedes disfrutar de las ventajas potenciales de la propiedad, sin tener que identificar, adquirir, ni administrar esos activos de la empresa REIT. Hay impresionantes retornos, ajustados al riesgo, y un flujo de efectivo estable. También puedes elegir participar en un nicho de tu interés.

Últimas Publicaciones