Indicadores económicos:
UF $ 34.794,44
USD $ 911,96
UTM $ 60.853

El alzamiento de hipotecas y los pasos a seguir

Alzamiento de hipotecas

El alzamiento de hipotecas es un paso que debe ser realizado para que la propiedad aparezca efectivamente sin esta prohibición al momento de ser consultada.

¿Qué es un alzamiento de hipotecas?

Al hipotecar una propiedad, se la entrega al banco o entidad financiera como garantía del pago de la deuda adquirida. Si este pago no se realiza, la institución puede rematar el bien con el fin de saldar esa deuda.

Las hipotecas se inscriben en un registro especial, que permite ver si una propiedad se encuentra sujeta a la prohibición de ser vendida o enajenada.

El alzamiento de hipotecas es el proceso de eliminación de ésta en el registro público y deja constancia de que la propiedad está sin esa prohibición. De esta forma, se puede disponer del bien libremente.

Para alzar una hipoteca, ésta se debe inscribir en el Conservador de Bienes Raíces correspondiente.

El alzamiento de hipotecas está regulado en la Ley Nº 19.496, sobre protección de los derechos de los consumidores. Esta ley fue modificada por la Ley Nº 20.855, que entró en vigencia el 23 de enero de 2016.

¿Qué significa que una propiedad está hipotecada?

Al hipotecar una propiedad, se la entrega al banco o entidad financiera como garantía del pago de la deuda adquirida. Si este pago no se realiza, la institución puede rematar el bien con el fin de saldar esa deuda.

Las hipotecas pueden ser:

  • De carácter específico: que garantiza el complimiento de pago de un crédito determinado y que la institución está obligada a alzar la hipoteca una vez pagada la deuda.
  • De carácter general: se constituyen para garantizar todas las deudas directas e indirectas que el deudor haya adquirido.

Es importante destacar que el propietario del bien raíz no deja de ser dueño de éste, pero sí queda con la prohibición de poder vender o enajenar mientras la hipoteca esté vigente.

Por otra parte, sólo se pueden hipotecar bienes inmuebles, como casas, departamentos o terrenos.

Alzamiento de hipotecas

Ley de Alzamiento Nº 20.855

La Ley Nº 20.855 regula el alzamiento de hipotecas y prendas constituidas a propósito de la contratación de un crédito hipotecario o prendario.

Establece reglas para que, una vez pagado el crédito, el propietario pueda disponer libremente de la propiedad entregada en garantía.

A partir de la entrada en vigencia de esta ley, todos los gastos asociados a la gestión de alzamiento son de cargo del banco acreedor. El deudor no debe realizar gestiones ni realizar pagos por los trámites relacionados a esta gestión.

Es el banco el responsable de otorgar la escritura pública de alzamiento de la hipoteca y de los demás gravámenes y prohibiciones que se hayan constituido. También debe ingresarla para su inscripción al Conservador de Bienes Raíces correspondiente.

Por ley, todas las instituciones deben realizar y pagar el proceso de alzamiento de hipotecas en créditos pagados hasta seis años hacia atrás.

¿Cómo se hace el alzamiento de hipotecas?

Los pasos a seguir dependen del tipo de hipoteca de que se trate:

  • Hipoteca con carácter específico: el proceso comienza inmediatamente después del pago de la última cuota. El cliente no debe presentar ninguna solicitud, ya que es el banco el que se encarga de las gestiones necesarias.
  • Hipoteca con carácter general: al momento de estar sin ningún tipo de deuda con el banco, el cliente es informado por correo electrónico o carta. En ese momento, debe manifestar que desea alzar la garantía y eso da inicio al proceso de alzamiento.

¿Qué hacer cuando se termina de pagar un crédito hipotecario?

Para hipotecas con carácter específico, desde que entró en vigencia la Ley Nº 20.855 el cliente no debe realizar ningún trámite relacionado al alzamiento. Es el banco el responsable de realizar este proceso.

En el caso de hipotecas con carácter general, el banco debe informar al cliente que no tiene deudas pendientes. El cliente, por su parte, debe manifestar su decisión de realizar el alzamiento.

Si la propiedad fue adquirida por medio de un subsidio habitacional, el cliente debe solicitar al SERVIU que suscriba la escritura de alzamiento y la inscriba.

¿Qué se debe hacer después del alzamiento de hipotecas?

Una vez realizado todo el proceso de alzamiento, se puede confirmar que el alzamiento ya es efectivo en el registro de hipotecas del Conservador de Bienes Raíces correspondiente.

Alzamiento de hipotecas

¿Cuánto demora el alzamiento de hipotecas?

El banco o institución tiene un plazo legal de 45 días corridos para ingresar la escritura de alzamiento al Conservador de Bienes Raíces correspondiente. 

Este plazo empieza a correr desde la fecha del último pago del crédito en el caso de garantías específicas. Para garantías generales, se considera la fecha en que el cliente manifiesta su decisión de iniciar el proceso.

Luego, el plazo de inscripción en el registro depende de cada Conservador de Bienes Raíces.

Solicitud de alzamiento de hipotecas

Es un trámite realizado por una persona natural o jurídica, para alzar una hipoteca constituida a favor de un banco y que actualmente se encuentra totalmente pagada.

Se debe presentar esta solicitud, junto con el certificado de hipotecas y gravámenes emitido por el Conservador de Bienes Raíces correspondiente y copia de la cédula de identidad del solicitante.

En caso de estar solicitando este trámite en representación de otra persona, se debe presentar también el mandato o poder notarial para estos efectos.

Esta solicitud se debe hacer a la CMF (Comisión para el Mercado Financiero) y puede realizarse en línea, en la Oficina de Partes de la CMF o por correo.

Certificado de alzamiento de hipotecas

El certificado que acredita que una propiedad está libre de hipotecas es el Certificado de Hipotecas y Gravámenes. Éste puede ser solicitado en el Conservador de Bienes Raíces que corresponda.

Últimas Publicaciones