Indicadores económicos:
UF $ 34.794,44
USD $ 911,96
UTM $ 60.853

¿Cómo financiar una inversión inmobiliaria?

Hay distintas formas de financiar una inversión inmobiliaria. Puede que no estés seguro de tener suficientes ingresos, como para adquirir propiedades. No te preocupes, no eres la primera persona que se pregunta lo mismo.

Revisaremos distintas maneras de obtener financiamiento para inversión en bienes raíces:

1. Créditos bancarios

Esta es una de las formas tradicionales de financiar una propiedad inmobiliaria. Es también el camino que toman muchos inversionistas en sus inicios.

Acceder a un crédito bancario, a través de los pasos que se deben seguir, te permite además ver en qué se fijan los bancos a la hora de aprobar un crédito.

Lo primero es lograr la preaprobación del banco. Luego, éste hará una evaluación de la propiedad y, si es aprobada, se pasará a la firma del contrato de venta.

REQUISTOS QUE TE CALIFICARÁN PARA ACCEDER A UN CRÉDITO HIPOTECARIO

  • Pago inicial: La mayoría del os bancos exigirán un pago inicial de alrededor del 20% del precio de la propiedad, como uno de los requisitos básicos. Si tienes la posibilidad de poner más del 20%, entonces podrás conseguir una hipoteca más baja, con un pago mensual también más bajo. En casos excepcionales, podrás optar por créditos que te permitan poner menos dinero en adelanto.
  • Puntuación crediticia: El banco considera tu puntuación de crédito, antes de darte un hipotecario. Se requiere un puntaje mínimo, que si es sobrepasado da derecho a tasas de interés más bajas.
  • Relación deuda/ingresos: Para aumentar las posibilidades de obtener la aprobación de tu crédito, deberás tener una buena relación deuda/ingresos. Este punto es esencial, al momento de decidir si te aprobarán el préstamo.

2. Prestamistas privados

Esta es una excelente alternativa, en caso de que no cuentes con el dinero para un pago inicial. También lo será, en caso de que no cumplas con algún otro requisito del banco.

Estos préstamos son concedidos por personas y empresas, interesadas en financiar inversiones y obtener un rendimiento de esto.

Ahora es muy probable que estos tipos de préstamos tengan intereses más altos que los de un banco. Por otro lado, trabajar con un prestamista privado es más rápido, al no tener que pasar por todos los trámites que implica el crédito bancario.

3. Asociación

Conseguir socios en el sector inmobiliario, también puede ayudar si necesitas juntar el dinero. Es una forma creativa de adquirir propiedades. Debes asegurarte de estructurar la asociación, de modo que todos aporten, con dinero, con habilidades o conocimientos.

Con la asociación, podrás acceder más fácilmente a préstamos, financiación, o incluso contar con socios que tengan los medios financieros sin que tú tengas que aportar mucho dinero.

Hay que tener cuidado, para que los objetivos, funciones y beneficios de las inversiones, se discutan y acuerden de manera adecuada. De esta forma, te evitas problemas entre los socios. Siempre se recomienda establecer algo por escrito.

4. Financiación del propietario

Esta es una forma interesante y poco utilizada. Se trata de que el propietario del inmueble que deseas comprar, financia la compra de la propiedad. De esta forma, harás un pago mensual a él, en lugar de un banco.

Esta forma de financiamiento está sujeta a condiciones, como que el vendedor tenga que ser ya propietario de la vivienda. Esto significa que no hayan hipotecas involucradas, ni prohibiciones de ningún tipo.

Por lo tanto, en las condiciones correctas, es una gran manera de escapar del estrés que implica conseguir un préstamo bancario.

5. Hipoteca basada en activos

Esto sirve como un método alternativo de financiar las inversiones, con respecto a los créditos bancarios tradicionales, y es muy flexible.

Si no tienes un ingreso estable, esta puede ser la opción de financiamiento correcta para ti. Aquí no se consideran los ingresos personales, sino los ingresos por arriendo que producirá la propiedad.

6. Financiamiento de la familia y amigos

Muchas personas se iniciaron en el mundo de los bienes raíces, contactando a sus familiares o amigos para financiar su primer e incluso segunda inversión.

Hacer negocios con amigos o familiares es un tema delicado, así que hay que tener mucho cuidado al respecto.

Si necesitas asesoría profesional, para decidir qué alternativa es la ideal para ti, ¡comunícate con nosotros!

Últimas Publicaciones