Indicadores económicos:
UF $ 33.519,33
USD $ 900,78
UTM $ 58.772

Seguros comerciales: ¿Cuáles son los que necesita tu empresa?

seguros comerciales

¿Conoces los seguros comerciales? Sin contar los propios riesgos que pueden ocurrir al montar un negocio, todo emprendedor se expone a ciertos peligros como sufrir un robo o un incendio de sus bodegas…

También existen riesgos laborales, sustracción de información privada de la compañía, o situaciones que no te permitan trabajar y pagar tus obligaciones como empresario.

Pero lo bueno dentro de esta tormenta gris llena de incertidumbre y miedo, es que existen muchos seguros para proteger tu negocio prácticamente de todo.

De igual forma, elegir un seguro para la empresa es una decisión que requiere planificación y estar muy informado.

Para ello, debes conocer muy bien tus productos y saber cómo protegerlos, ¿te interesa saber cuál es el seguro que más se adapta a tus necesidades?, coloca atención a esto…

¿Por qué necesitas un seguro en tu negocio?

Piensa en un negocio como si fuese tu propia casa o un integrante de tu familia, este puede sufrir agravios en cualquier momento, ¿la idea es cuidar lo que nos importa verdad?

El objetivo principal de contratar un seguro es asegurar la mayor cantidad de situaciones posibles que puedan generar daños en la propiedad de la compañía, algo que indirectamente podría afectar a tus ganancias…

Al momento de la constitución de cualquier compañía grande o pequeña existen unos seguros que son obligatorios y que pueden variar según la ubicación de la empresa.

En Chile, algunas instituciones poseen reglamentos internos en los que se solicita a la empresa contar con cierta cantidad de seguros contratados.

Aunque no exista una ley que obligue a las empresas a contratar seguros, estos resultan muy útiles si consideramos que diversas situaciones se pueden prevenir.

El ahorro de dinero es clave en una empresa, ¿no?, pero eso hace que muchos emprendedores vean estas pólizas como un gasto innecesario cuando se ponen en marcha.

Tan solo piensa en el trabajador accidentado dentro de su trabajo, los robos que podrías llegar a sufrir en tus bodegas, la pérdida de productos por catastróficos incendios…

Por muy exagerado que suene, es mejor prevenir que lamentar.   

Seguros comerciales

¿Cuáles son los seguros que tu empresa debe contratar?

Ciertos riesgos se pueden evitar con la protección de un buen seguro, estos son los más importantes de todos:

  • Seguro de accidentes: Toda empresa debe tener una póliza de accidentes en función de lo que marque su función comercial.

Este seguro se encarga de cubrir e indemnizar al trabajador en caso de invalidez de funciones por un accidente laboral o fallecimiento.

  • Seguro de responsabilidad civil general: Sirve para cubrir a la empresa ante daños que puedan ocasionar a terceras personas.

Por ejemplo, tienes un restaurante y hay un cliente que bebe unas copas de más, al levantarse de su asiento pierde el equilibrio por el mal estado del suelo y golpea su cabeza contra el suelo…

En este caso, el seguro si es capaz de indemnizar al tercero porque el suelo se encuentra en mal estado y no ha sido reparado.

  • Seguro de responsabilidad civil profesional: Similar al anterior, solo que cubre los daños que se puedan causar en el desarrollo de una actividad.

Este seguro es conveniente para médicos en el propio ejercicio de su profesión, por ejemplo.

  • Seguro de vehículos: El transporte de la empresa debe estar asegurado, y también suele convenir añadirle un seguro específico contra accidentes que pueda sufrir el conductor. 
  • Seguro contra incendios (edificación y bienes contenidos): Está destinado a cubrir daños provocados por incendios.

Ya sea de forma fortuita o intencionada, el seguro es capaz de reponer, reparar o indemnizar por el daño que causó el siniestro.

  • Seguro contra robo: Realiza una indemnización por destrucción, desaparición o deterioro de los objetos que se aseguran en la póliza a causa de robo o intento de robo. 
  • Seguro por rotura de cristales: Cubre el asegurado de los daños que sufran cristales, espejos o piezas vítreas, como consecuencia de rotura o rajadura.    
  • Seguro de equipos electrónicos: Este seguro cubre los daños físicos causados por un accidente casual, mientras los equipos se encuentren dentro del lugar asegurado.

A pesar de ser los más cotizados y contratados, a estos hay que añadirles seguros específicos…

Un buen seguro comercial puede ofrecer protección adicional para ayudar a cubrir tus bienes personales y comerciales en caso de demandas o catástrofes inesperadas.

Seguros comerciales

¿Cómo elegir bien un seguro para mi empresa?

Debes fijarte bien en estos aspectos antes de elegir un seguro para tu negocio:

  • Siempre debes comprar un seguro: En algunos casos pueden existir variaciones en las coberturas, exclusiones o primas que cobran las aseguradoras.

Pero de igual forma es necesario tener a salvo la empresa, para ello, cotiza. Si es conveniente contratar más de un seguro con la misma compañía, puede que tengas descuentos…

  • Ten cuidado con el deducible: En simples palabras, el deducible es lo que pagas de tu bolsillo antes de que se active la cobertura del seguro contratado.

Por lo general, mientras más alto el deducible, más baja es tu prima. Por ende, si elevas más tu deducible, más pagarás de tu bolsillo, pero más resguardado estará la prima del seguro y será menos la cantidad de indemnización.

Es por esto que se recomienda comprar la prima más alta posible, ya que, al ser más elevada, tendrás mejor cobertura e indemnización por alguna situación.

  • Cuidado con el tope: El tope de la póliza es el monto máximo que pagará la aseguradora por la cobertura del seguro contratado (hasta qué monto te protege).

Como las aseguradoras acostumbran a introducir en los seguros límites o siniestros que quedarán fuera de la cobertura, es mejor contratar un seguro de responsabilidad civil que te ayude a protegerte de pérdidas severas que otros seguros no cubren.

  • Considera leer lo que la póliza no cubre (evita duplicar la cobertura): Atención con las exclusiones que haga la aseguradora, serán tipos de coberturas que no estarán contempladas en el contrato.

Para ello, es importante que leas bien y sepas lo que te están ofreciendo, y así poder tomar la decisión de contratar un seguro complementario que cubra lo que el otro no ofrece.  

La cobertura que necesita tu empresa dependerá únicamente de las características que posea, por lo que, si tomas una decisión informada, puedes estar tranquilo y concentrarte en hacer crecer a tu empresa.

Últimas Publicaciones